manuel díaz noda fimucite fimucinema

Entrevista | Alegando con Manuel Díaz Noda

en Entrevistas por

Manuel Díaz Noda trabaja para diversos medios en prensa y radio en los que habla de cine. Lleva desde el 2007 como parte del equipo organizativo del Fimucité, un festival que premia la música en el cine, y desde el 2013 como responsable de la sección a concurso Fimucinema. La edición de este año se desarrolla entre el 21 y el 30 de septiembre. Los trabajos seleccionados se podrán ver en Multicines Tenerife los días 22 y 23 de septiembre, y en TEA Tenerife Espacio de las Artes de la capital tinerfeña del 24 al 27

¿Qué te enganchó al cine?

Haciendo memoria, desde pequeñito siempre he estado pegado a una pantalla, ya sea la del cine o la del televisor. Curiosamente, lo primero que veía por la mañana al levantar la persiana era un cine. En cierta forma estaba predestinado. Pero ser consciente de que lo que me apasionaba era el cine fue a partir de 1989 a través de una serie de películas, donde ya me preocupaba de leer prensa especializada y de ir más allá de ver simplemente una película. Siempre me ha gustado que me cuenten historias, tanto a través del cine como de la literatura.

¿Cómo surgió la idea de un festival que premia la creación musical para el cine?

La idea surgió porque en muchos festivales se entregan premios a la mejor película, al mejor director… pero la música siempre quedaba relegada. Por ello Fimucité surge casi como una revancha frente a esa situación para convertirse en un festival donde se premia la música. Por supuesto, siempre nos preocupamos de que las películas sean de calidad, con buenas interpretaciones y un buen guión, pero nosotros en lo que nos fijamos es en el apartado musical, y darle visibilidad no solo a la música, sino también a los profesionales del mundo de la composición para el cine.

Fimucité nace para convertirse en un festival donde se premie la música en el cine

¿Qué retos supone como crítico de cine y cinéfilo formar parte de este festival?

Fimucité fue un reto desde el inicio. El primer año el reto fue conseguir que el festival existiera en sí, porque era una idea difícil de trasladar y hacer entender no solo a los patrocinadores, sino al público. Y ya podemos decir que esa es una prueba superada. Ahora realmente el desafío es seguir siendo un festival fresco, con ideas que puedan seguir atrayendo al público y sobre todo buscar nuevas vías de innovación dentro del festival. Por ejemplo, el concierto de Encuentros en la Tercera Fase es una de esas vías de innovación, ya que se trata de un live to picture, un tipo de propuesta muy difícil de ver en conciertos de todo el mundo.

fimucite fimucinema

La edición de este año se centra en la música del cine de avistamiento de OVNIS e invasiones alienígenas, ¿qué les hizo decantarse por esta temática?

Diego Navarro, que es el director del festival desde sus inicios y compositor de música de cine, es un gran apasionado de la temática OVNI. La pregunta no es qué nos llevó este año a abordar esta temática, la pregunta es por qué hemos tardado 12 años en hacerlo. Yo creo que él estaba esperando a que el festival estuviera lo suficientemente asentado y contara con la madurez suficiente para emprender un desafío como este. El live to picture de Encuentros en la Tercera Fase es muy arriesgado porque se trata de una banda sonora mítica de una película muy importante, y poder proyectar la película y sincronizarla con la música a nivel artístico y a nivel técnico es un desafío descomunal.

¿Tiene algo que ver la temática con que, por primera vez, se cuente con una selección especial de los principales trabajos presentados en el MICA (Muestra Internacional de Cine Astronómico)?

Al festival siempre le ha gustado generar sinergias. Fimucité no es un festival que esté a la defensiva frente a otras propuestas, sino todo lo contrario. Creemos que todo lo que sea establecer lazos y colaborar es muy importante, sobre todo en un sitio como Canarias.

Por supuesto, tener una temática de avistamientos OVNI e invasiones alienígenas y tener un festival como MICA, nos dio la excusa de estrechar lazos. También Fimucité es un festival que está en Tenerife, pero que su idea es tener la máxima relación posible con el resto de islas. Este año hay conciertos de Fimucité que van a Gran Canaria y al menos ya lanzamos un puente hacia La Palma a través de la relación con el MICA.

¿Qué nos puedes desvelar sobre la selección de cortos, documentales y películas de ficción de este año?

La ventaja de ser un festival que premia la música hace que no tengamos cortapisas a nivel genérico. Una cosa que siempre buscamos, y que este año va a quedar patente, es la apuesta por propuestas eclécticas en cuanto a tipo de películas y a la música que alberga. Este año tenemos desde películas de zombies a otras de corte histórico. Los 21 cortos tienen temáticas muy diferentes entre sí. Hay cosas muy nostálgicas, pero hay otras propuestas muy innovadoras. Fimucité lo que busca es tener una selección que pueda disfrutar un público muy diverso.

Este año tenemos mucha presencia canaria. A nivel audiovisual podemos afirmar que en Canarias tenemos una de las mejores generaciones, y específicamente en el ámbito del documental se están haciendo obras de mucha calidad. Por ello hemos seleccionado tres de los seis documentales a concurso.

Este año tenemos mucha presencia canaria. A nivel audiovisual podemos afirmar que en Canarias tenemos una de las mejores generaciones

Siguiendo un poco con este tema, nos gustaría que nos hablases un poco más sobre el panorama cinematográfico en Canarias, ¿cómo lo describirías?

Ahora mismo yo creo que estamos en un punto realmente importante para el cine en Canarias. Estamos en ese momento en el que el cine o da el salto necesario para instaurar una industria en Canarias o tendremos otra oportunidad perdida.

Yo siempre digo que en Canarias funcionamos por oleadas. De repente hay una generación de cineastas que surge con fuerza y que intenta ir más allá de lo que es el cine amateur, pero al final por falta de apoyo esa gente se desgasta, tiene que comer, dedicarse a otra cosa… y al final esas posibilidades acaban cercenándose.

Ahora mismo estamos en un momento en el que coincide que hay gente con talento, que hay producciones de fuera que están ayudando a perfeccionar los conocimientos de los que trabajan aquí, que de nuevo las ayudas pueden permitir ese grado de profesionalización del cine… y ahora es cuando tenemos que hacer el empuje fuerte para conseguir que ya la rueda por fin se mueva para poder decir que efectivamente hay una industria del cine en Canarias.

Si estuvieses en un cargo de responsabilidad en el área de cultura de algún Cabildo o del Gobierno de Canarias, ¿qué principales medidas tomarías para impulsar la escena audiovisual canaria?

Con lo que hemos hablado, yo veo que las dos patas flojas que tiene el audiovisual son financiación y distribución. Hace falta que el audiovisual cuente con medios para que aquellos que trabajan en el sector cobren por su trabajo, que parece de perogrullo, pero hoy en día casi todos los que hacen cine no cobran por su trabajo. Eso es necesario y no tiene por que ser una financiación 100% pública, sino que se debería poder estimular también la financiación privada. Eso sería decisivo para el audiovisual, porque ahora mismo no existe un interés por el sector privado en invertir en cine.

Lo otro es poder introducir todos esos trabajos que se están haciendo en Canarias dentro de un circuito de distribución comercial más allá del actual circuito de los festivales. La idea es que ese dinero que se invierta pueda ser recuperado y eso hay que hacerlo a través de la taquilla.

Las dos patas flojas que tiene el audiovisual son financiación y distribución

A colación de esto último que mencionas, el acceso a las producciones canarias tras el período de exhibición en salas de cine es muy restringido para el espectador, ¿cómo crees que se podría cambiar esto?

Esto ocurre con el cine en general. Ahora mismo la vida de las películas después de pasar por la gran pantalla está en terreno pantanoso. El DVD, el Blu-Ray… están en desuso. El formato físico está desapareciendo. Y ahora lo que impera son las plataformas digitales. El cine como lo conocemos hasta ahora va a cambiar, lo que hay que hacer es buscar que el cine en Canarias pueda acceder a esas plataformas y pueda llegar, no sólo al público local, sino también al público de fuera. Hace poco leí una noticia de que, a través de la red de bibliotecas se va a abrir una plataforma para que la gente pueda acceder a ver un catálogo bastante amplio de películas generalistas. Quizá esa sería una posible vía de encaje a las producciones canarias.

La cuestión es que no se contempla una sección para la filmografía canaria en esa plataforma que mencionas y en la sección audiovisual de muchas bibliotecas públicas no hay acceso a las producciones locales

Parte de eso es por falta de interés o por falta de conocimiento e iniciativa por parte del sector público, pero también vamos a echarnos nosotros un poco de culpa. Hay cineastas que hacen sus cortos o sus películas y luego lo guardan en sus casas. Y tenemos la Filmoteca donde tú puedes llevar la película y por lo menos hay un archivo de producción audiovisual canaria.

También hay cineastas que cuelgan sus obras en Vimeo y las alquilan bajo demanda, lo cual es de agradecer para aquellas personas que estamos interesadas en verlas…

Pero eso también requiere una difusión. Vimeo es una plataforma fantástica para los profesionales del sector porque te da la posibilidad de volcar tu película con una muy buena calidad, pero al final… ¿cómo llegas hasta ese enlace? Hay que hacer un trabajo comunicativo bastante importante para que llegue al público, y no un público específico que ya conoce y sabe dónde ir, sino también a ese público que no conoce y ser capaces de generarle curiosidad… Porque si no vamos a seguir siendo los mismos cuatro gatos de siempre.

¿Cuáles son tus tres películas favoritas del cine canario?

Tengo la fortuna de haber visto mucho cine canario y de haber conocido a bastantes cineastas de aquí, pero me lo tengo que pensar… A mí el cine que me gusta sigue más una estructura clásica, y mi selección va a ir más por esa línea… Por seguir un poco la línea de Fimucinema, te voy a decir un corto, un documental y un largometraje.

Un corto que desde el momento en que lo vi me fascinó y que siempre vuelve a mi memoria es Ridícula de Domingo González, un excelente director que debería prodigarse más, pero que también está con toda la labor de Digital 104 de producción, de distribución, de comunicación, pero desde aquí, Domingo, si me estás leyendo, ponte a dirigir.

De largometraje me voy a quedar con Crónicas del desencanto de Daniel León Lacave, una película muy valiente, hecha sin medios, con un excelente grupo de actores y que tuvo que atravesar una serie de problemas de producción que en lugar de socavar la película, acabaron por hacerla aún mejor de lo que podría haber sido.

Y el documental que te voy a decir está seleccionado en el festival… Te hablo del documental en general, no sobre el aspecto musical, sino del documental en sí… Me gustó mucho Las postales de Roberto de Dailo Barcos porque se aúnan varias cosas. Es un documental muy trabajado y al mismo tiempo nos une con la tradición cinematográfica canaria. A diferentes niveles me parece un documental muy interesante.

Finalmente y regresando al tema de la música en el cine, ¿cuál es tu banda sonora favorita de toda la historia del cine?

Yo hay tres bandas sonoras que las oigo todos los años… pero desde hace décadas. Una es Superman de John Williams, la primera banda sonora que escuché siendo consciente de que escuchaba una banda sonora, las otras son Conan el Bárbaro de Basil Poledouris y Vértigo de Bernard Herrmann. Vértigo es mi película favorita de toda la historia del cine y parte de su majestuosidad viene de su música, ese toque de romanticismo y a la vez de oscuridad… Si tuviera que llevarme a una isla desierta tres bandas sonoras serían esas.

Finalmente, si te ha gustado la entrevista y quieres que sigamos “alegando” sobre estos temas, visita la página de nuestro proyecto y contribuye con una donación.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*