delirium teatro

Entrevista | Alegando con Delirium Teatro

en Entrevistas por

Delirium Teatro es una de los referentes clave de la escena teatral canaria. Con más de 30 años a sus espaldas, sus obras han sido aplaudidas por el público y la crítica, dentro y fuera de Canarias. Les hemos preguntado sobre su última “criatura”, Proyecto Fausto, que estará girando por diferentes teatros en los próximos meses, y de paso hemos aprovechado para hacer un repaso por algunas de sus obras teatrales más emblemáticas.

Proyecto Fausto se estrena en el 50 aniversario de la extraña desaparición del pesquero “Fausto” en una travesía entre La Palma y El Hierro ¿por qué creen que este trágico suceso se ha convertido en parte del imaginario colectivo de Canarias?

Bueno, en aquellos años fue todo un acontecimiento social y no solo a nivel regional sino nacional, la marina y la aviación española estuvieron muy implicados, con todos los medios disponibles, en la búsqueda del Fausto. Dada la dimensión trágica del suceso muchos aún lo recuerdan u oyeron hablar alguna vez del asunto. Es un caso no resuelto que nos trae al presente el duro oficio de los que trabajan en el mar. Después de la tragedia quedaron 20 huérfanos y las cuatro mujeres de los desaparecidos lucharon incansables para sacar adelante a sus familias. Todo un ejemplo de superación.

Según ha informado EFE, la obra Proyecto Fausto surge del encargo que Delirium le hace Antonio Tabares de narrar alguna historia relacionada con el mar y protagonizada por mujeres, ¿por qué debía tener estos elementos? ¿qué buscaban con ello?

Lo primero, como isleños, es la fascinación que siempre hemos sentido por la mar y sus historias, cargadas de misterio y aventuras. Ese insondable mar que es capaz de regalarte los momentos más placenteros de tu vida o en un golpe fatídico, arrebatártela. Lo segundo es porque seguimos pensando que en Canarias existe una cantera de actrices impresionante, con unas cualidades interpretativas dignas de elogio y admiración.

¿Qué realidades y matices aparecen al contar la historia del “Fausto” a través de las cuatro mujeres que se quedaron en tierra esperando a sus maridos?

Pues muchas, y aquí se encuentra la riqueza de nuestro Proyecto Fausto. La historia la cuenta Antonio Tabares desde el punto de vista de las cuatro mujeres, que a la vez se desdoblan en los papeles de sus maridos y que, en ciertos momentos del espectáculo, rompen la cuarta pared y hablan entre ellas o se dirigen al público como las actrices que son, poniendo en cuestión la credibilidad de todos los rumores y habladurías falsas que generó el suceso, las fake news como se les dice ahora. Se necesita mucha destreza actoral para poder alcanzar este objetivo con éxito.

La historia la cuenta Antonio Tabares desde el punto de vista de las cuatro mujeres, que a la vez se desdoblan en los papeles de sus maridos

¿Cómo es interpretar personajes basados en personas reales, algunas de las cuáles aún viven, como ocurre en Proyecto Fausto?

Pues como podrán imaginar mucho compromiso y responsabilidad. En cuanto al trabajo interpretativo no se ha pretendido realizar un retrato fiel, sino acercarse a lo que pueden haber sentido esos personajes en esa extrema situación. Está tratado con mucho cariño y respeto hacia los familiares que sufrieron tremendamente todo lo que pasó o lo que es peor, lo que no se supo; esto fue lo verdaderamente terrible, heridas abiertas para siempre. Especialmente llevaremos siempre en nuestro recuerdo las actuaciones de la Palma. En el Teatro Circo de Marte, donde se agotaron las entradas y en Tazacorte, de dónde eran tres pescadores, con algunas hijas y conocidos de éstos presenciando la obra. Un acto de comunión entre la compañía y el público muy hermoso y especial, difícil de contar, que solo te puede ofrecer el teatro.

Antonio Tabares lleva años colaborando con Delirium Teatro, ¿qué elementos destacarían de su trabajo como dramaturgo?

Todo. Cuando lees el teatro de Antonio te embarga una emoción inmediata. Los personajes están muy bien construidos, llenos de conflictos, y las historias que cuenta avanzan con un ritmo interno endiablado. Se trata de alguien que conoce muy bien lo que tiene entre manos, eso que llaman la carpintería teatral. No en vano, ahora mismo, Tabares es uno de los autores españoles representados con más proyección internacional.

delirium teatro

En estas tres décadas de trabajo, ¿cuál ha sido el momento más significativo para Delirium Teatro?

No ha sido uno, ha habido muchos. Se trata del día a día, una carrera de fondo llena de buenos y malos momentos, pero siempre tratando de dar lo mejor de nosotros mismos, amando nuestra profesión y respetando mucho a nuestro público, que es en última instancia el que le da sentido a todo lo que hacemos.

¿Qué les ha llevado a apostar por producir teatro “desde Canarias para el mundo” y no caer en la tentación de irse fuera?

Un Delirium, una locura, o tal vez sea la cercanía y la necesidad de nuestro Mar.

¿Cómo definirían la particular puesta en escena de Delirium?

Nuestro deseo ha sido siempre encontrar textos críticos y reflexivos, comprometidos con nuestro presente, y ponerlos en pie a través de una particular poética de la puesta en escena, no exenta de humor, y de una interpretación actoral cargada de pasión y verdad.

Nuestro deseo ha sido siempre encontrar textos críticos y reflexivos, comprometidos con nuestro presente

En el 2000 estrenaron Quijote y en el 2015 Quijote Aventuras ¿por qué hacer una adaptación de la obra de Miguel de Cervantes?

Porque en el Quijote está todo, es la historia de las historias. Supuso un gran reto y un tremendo esfuerzo que se ha visto largamente recompensado. El estilo de esa obra dio muchas pistas de lo que sería la trayectoria posterior de la compañía. Es uno de nuestros espectáculos permanentes.

La Konkista de Canarias (2009) de Antonio Tabares aborda algunos episodios decisivos de la conquista del Archipiélago desde un distanciamiento lúdico provocado por su metateatralidad, ¿qué efecto perseguían contando el relato histórico de la conquista desde esta perspectiva?

Acercar pinceladas de nuestra Historia al espectador de hoy, y nada mejor que hacerlo a través del humor y del juego metateatral tan recurrente. Realmente, en el tiempo, esta ha sido una preocupación y una característica de Delirium en sus propuestas; la insistencia en romper la cuarta pared, buscando impeler abiertamente al público, que se sienta inmediatamente comprometido con lo que significa el hecho teatral.

Un Culo anda suelto (2010) de Severiano García es una de las obras emblemáticas de la compañía y surge de la revisión del primer montaje de Delirium en 1985, ¿por qué creen que conecta tan bien esta obra con el público?

Es una mezcla muy extraña, un absoluto disparate, tierno y cómico a más no poder. Un Culo parlanchín que se escapa de su dueño porque se siente maltratado, un desempleado que se va a suicidar después haberse dejado media vida en una multinacional y un abogado sin escrúpulos que ha olvidado su propio trasero… ¿Quién da más?

La punta del iceberg (2012) de Antonio Tabares sitúa la acción en una empresa multinacional que se ve sacudida por la muerte de tres de sus empleados y refleja un ambiente laboral hostil y competitivo ¿por qué cosechó tanto éxito esta obra? ¿Creen que cuenta una realidad que desgraciadamente viven muchas personas trabajadoras?

Cierto. Pero además si lo cuenta Tabares pues el thriller está servido. Una obra desasosegante y vertiginosa por lo que cuenta y cómo lo cuenta. Sin duda el mayor éxito de Antonio, con excelentes críticas y distintos montajes en diferentes países, y adaptada al cine con Maribel Verdú como protagonista. Aún hoy seguimos representándola.

En el año en el que se conmemoraba el 30 aniversario de la compañía teatral eligieron interpretar La Casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca, ¿qué significa para ustedes esta obra y este autor?

Mucho. Tomar la decisión de montar un Lorca es uno de los mayores placeres que ha tenido la compañía. Hablar de Lorca es hablar de una poética sublime que te eleva artísticamente, y lo decimos por la experiencia. Nosotros hicimos una adaptación del original llamada Bernarda Alba. De nuevo quisimos traer el drama al presente, poniendo el foco en ese horrible sentimiento de represión femenina que parece no querer abandonarnos nunca. Tuvimos la suerte, además, que nos acompañaron las mejores bandas de música municipales.

Si estuviesen en un cargo de responsabilidad en el área de cultura de algún Cabildo o del Gobierno de Canarias, ¿qué medidas tomarían para impulsar la escena teatral en las Islas?

Cualquier medida es bienvenida. Por lo pronto deberían recuperarse las ayudas a la producción teatral que se retiraron en 1999 a cuenta de la crisis. Aunque puede parecer lo contrario el teatro sigue muy necesitado de ayudas. Estamos en un momento en el que el marco profesional del teatro en Canarias es prácticamente inexistente, y no porque no haya profesionales, sino porque es un campo que se encuentra bastante abandonado, hace falta más promoción y que nos creamos todos que en Canarias se hace teatro de calidad.

Deberían recuperarse las ayudas a la producción teatral que se retiraron en 1999 a cuenta de la crisis

¿Qué otras compañías teatrales canarias están haciendo cosas interesantes ahora mismo?

La oferta es muy variada y hay para todos los gustos. Hacemos las obras con rigor y exigencia, y les dedicamos muchas horas para conseguirlo. Siempre con la idea de dejar más que satisfecho al público. Lo último que queremos es que se aburran, el aburrimiento es el enemigo del teatro.

Para terminar, el próximo 15 de septiembre podremos disfrutar Proyecto Fausto en el Teatro Leal (Tenerife), ¿por qué el público no se puede perder esta función?

Porque el Teatro Leal es ideal para disfrutar de la obra. Los del teatro decimos de este tipo de espacio que es una “bombonera”; delicioso, ¿verdad?

Porque va a presenciar en vivo y en directo una historia basada en hechos reales, una historia que conmocionó a la sociedad de aquél entonces, y que ahora transformada en una obra de teatro, trata de hacerlo de nuevo. El teatro tiene ese poder; el poder de emocionarnos y de mostrarnos frente al espejo con nuestras grandezas y debilidades humanas. ¿Se atreven? Les esperamos.

Finalmente, si te ha gustado la entrevista y quieres que sigamos “alegando” sobre estos temas, visita la página de nuestro proyecto y contribuye con una donación.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*