corto la vie en rose

Reseña de La Vie en Rose, de Rafael Navarro

Reseña de La vie en rose

La vie en rose, seleccionado en festivales tan prestigiosos como el de Málaga, Huesca o Las Palmas, repite la fórmula de La cantante, el anterior cortometraje de Rafael Navarro que obtuvo, entre otros, el premio a Mejor cortometraje internacional en el Festival de Lisboa: ficcionar un episodio de su propia vida cotidiana junto a Pepa de Azaola, su pareja.

Rafael y Pepa viven en casas diferentes, aunque compartan toda una vida en común y cuatro hijos. El corto nos asoma, desde cierta distancia, a un día en sus vidas, a sus gestos, sus palabras, sus compañías y sus ausencias. Uno de los temas de la banda sonora, ese himno al amor romántico de Edith Piaf que da nombre a la pieza, también la tiñe de nostalgia.

Navarro construye una historia de planos largos pero sintéticos. Largos, porque se toman el tiempo de observar el ritmo interno de los personajes. Sintéticos, porque resumen el momento existencial que atraviesan. Se trata de una pieza llena de postales sugerentes: silencios que narran los términos de una relación, paredes que no terminan nunca de pintarse y retratos enmarcados de niños que ya no están.

Algunos datos sobre este cortometraje

Título: La vie en rose
Género: Ficción
Duración: 19 min
Año: 2014
Dirección: Rafael Navarro Miñón
Guión: Rafael Navarro Miñón
Producción: 7 y Medio / Explicit Films

Realizador audiovisual. Graduado en Comunicación Audiovisual y Periodismo por la UC3M (Madrid). Diplomado en Cine Documental por la PUCV (Valparaíso).

Deja una respuesta

Your email address will not be published.